España

quijote bandera.jpg

-¡Señor Alonso, desde hace unas semanas le noto preocupado y lleva unos días leyendo libros con la bandera de España junto a su lado. A veces le veo mirarla durante horas!

-Amigo gatito, estoy muy preocupado por España. Por mi patria.

-Pero si su patria es la Mancha.

-Amigo gatito, ¡soy manchego, castellano y español! Así me siento desde hace muchos años y soy leal a este sentimiento. Estoy tan preocupado por la falta de lealtad del gobierno de una parte de España, Cataluña, con la Constitución, que es nuestra norma de convivencia en libertad y en paz. Quiere proclamar independiente fuera de la Ley a Cataluña de España, enfrentando a los catalanes y al resto de españoles.

-Yo soy un gato y no entiendo bien lo que me cuenta, pero si me lo explica quizá lo entienda.

-Amigo gatito, te voy a contar brevemente la historia reciente de nuestro país. Durante casi cuarenta años vivimos en un régimen dictatorial. A la muerte del dictador Francisco Franco, el 20 de noviembre de 1975, de una manera ejemplar, reconocida así por el resto del mundo, pasamos en solo tres años a contar con una nueva norma de convivencia democrática, con un nuevo modelo de forma política, de  Monarquía parlamentaria, siendo desde ese mismo momento la Nación española un Estado de Derecho. A esta nueva norma de convivencia, desde el 6 de diciembre de 1978, le llamamos Constitución Española.

Pero no fue fácil su redacción. España sufrió entre 1936 y 1939 una guerra civil. Ese enfrentamiento fraticida de ideas seguía percibiéndose, y solo la generosidad política, voluntad de consenso y lealtad por su patria, sin precedentes en nuestra historia, de las siete personas encargadas para su redacción lo hizo posible. A estas personas elegidas, de signos políticos muy diferentes, incluso totalmente opuestos, se les sigue conociendo hoy como padres de la Constitución. Sus nombres, que siempre recordaremos, fueron: Gabriel Cisneros, Miguel Herrero, José Pérez-Llorca, Gregorio Peces-Barba, Jordi Solé, Manuel Fraga, Miquel Roca. Después de ser discutida, fue aprobada por Las Cortes en sesiones plenarias del Congreso de los Diputados y del Senado, y ratificada por el pueblo español, ¡por todo el pueblo español!, en referéndum el 6 de diciembre de 1978.

-¿Señor Alonso, usted votó?

-¡No, amigo gatito, ahora friso los cincuenta años! Pero recuerdo aquella fiesta de todos los españoles. Aquel día podían votar más de veintiséis millones de españoles, votando un 67% de ellos. Como ves, en este recorte del periódico catalán La Vanguardia, el resultado oficial en Cataluña fue de una participación similar al total de España, pero los catalanes votaron SI en un porcentaje mayor al resto de españoles, un 90%, ¡nueve de cada diez catalanes que fueron a votar, votaron SI a la nueva norma de convivencia!

Vanguardia.jpg

Amigo gatito, nuestra norma de libertad y convivencia “se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”. Y en el artículo 1 nos atribuye la soberanía a todos los españoles proclamando que “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”

-Señor Alonso, si la Constitución que fue aceptada por nueve de cada diez catalanes que votaron y esta proclama que España es indivisible y que su soberanía recae en todos los españoles, no entiendo como el gobierno catalán, unilateralmente, puede declarar la independencia. ¿Por qué lo hacen?

-Amigo gatito, no lo entiendes tú ni nadie. Lo hacen por deslealtad a todo el resto de españoles y a una gran parte de catalanes que siguen pensando en la unidad de todos los pueblos que integramos España, como ellos mismos pensaban y votaron en el 78, o lo hicieron sus mismos padres y abuelos. Esta deslealtad les sitúa incluso fuera del Estado de Derecho, pues lo que pretenden hacer es ilegal, según nuestro Tribunal Constitucional, y puede ser un grave delito de rebelión o sedición.

Pero, amigo gatito, esta deslealtad viene gestándose desde hace veinticinco años en las escuelas de Cataluña, cambiándose por los responsables de Educación y Cultura de Cataluña interesada y  torticeramente en los libros de texto la historia de Cataluña e incluso de España.

Los niños han estudiado, y estudian, una historia plagada de mentiras y tergiversaciones. Los niños, evidentemente no tienen ninguna culpa de ello, sino los responsables del gobierno de Cataluña que han encargado con dinero público que la historia de Cataluña y de España se modifique a sus intereses. Y también tiene parte de culpa los gobiernos de España que no han hecho nada para corregir este despropósito que solo tiene un solo fin: fomentar el odio a España y el independentismo en la sociedad catalana. Un niño que desde la escuela recibe este adoctrinamiento secesionista será muy fácil manipular políticamente en el futuro.

quijote 2

-Señor Alonso, pero si la historia de España y Cataluña es muy clara, ¡hasta para mí! Yo mismo le he escuchado aquí mismo leer libros de hace más de quinientos años en la que Cataluña es una parte de España.

-Así es, amigo gatito, pero algunos representantes catalanes están instalados en la mentira consciente, moralmente reprobables. Mira, como ejemplo bien vale mi persona. Como bien sabes mi padre, o padrastro como él mismo se define, Miguel de Cervantes, tomó mi persona y la región donde nací y donde vivo, la Mancha, para poner título a una novela en castellano, la más leída y traducida en el mundo. Pues esta caterva de  encantadores catalanes que todo lo mudan a su antojo, o interés económico, fundan en 2007 el Institut Nova Història (INH) y en el verano de 2013, subvencionado con dinero público, esta dudosa institución impartió un curso en la localidad catalana de Crespiá con el título: “Curso sobre la falsificación y restauración de la historia de Cataluña”.

curso

En ese curso de verano, uno de sus ponentes y organizadores principales, Jordi Bilbeny, defiende su teoría de que ¡¡Miguel de Cervantes era catalán y que escribió el Quijote en lengua catalana!! Del origen catalán de Miguel de Cervantes, mantiene que su familia tiene su origen en la localidad alicantina de Xixona, para él también Cataluña, y su nombre y apellido real era Miquel de Servent. Y afirma esperpénticamente y sin sonrojo alguno que: “La primera parte del Quijote se sitúa en Xixona. Se mencionan ríos, cascadas, el barranco de Les Batanes, la Cueva de Montesinos (Cueva de Montesa). Todos los nombres están traducidos” .

¡Que en las inmediaciones de Xixona, exista un paraje conocido como el barranco de Les Batanes y una cueva con el nombre de Cueva de Montesa, sea suficiente para justificar su trabajo, y cobrar con dinero público por ello, junto con su explicación de que “Todos los nombres están traducidos”, es sencillamente lamentable!

Dudo que este señor simplemente alguna vez leyó algún capítulo de mi historia, o en qué parte de su calenturienta geografía sitúa en su falso mapa “serventino”, lugares o parajes como El Toboso, Quintanar, los molinos de viento, el camino de Toledo a Murcia, Puerto Lápice, Almodóvar del Campo, Titerafuera, Miguelturra, Ciudad Real, Sierra Morena, Tembleque, las lagunas de Ruidera, el Campo de Montiel o mi  Mancha, por ejemplo. Bueno, ya empiezo a pensar que en su mente retorcida de filólogo catalán, mi Mancha pueda ser Manresa. Dejemos que reciba unos miles de euros más en subvenciones y en un próximo congreso así lo hará. Y sus benefactores políticos, muy cercanos al gobierno y al parlamento catalán, pronto lo incluirán en los libros de texto. ¡¡Cómo voy yo a ser de un atierra tan pobre y olvidada como la Mancha!!

entidades.jpg

-Señor Alonso, pensaba ver un intento de abrazar su adarga y coger su lanza y sin embargo he visto en sus labios una leve sonrisa.

-Amigo gatito, me sonrío porque soy manchego y pacífico, y algo indiferente cuando la mentira es sobre mi persona. Pero la inmoralidad cultural es tal que también defienden, editan, promueven congresos, etc, con dinero público y privado de empresas afines al secesionismo, para imponer a las bravas la catalanidad de Cristóbal Colón, Américo Vespucio, Santa Teresa de Jesús, Fray Bartolomé de las Casas o Leonardo da Vinci. Y entre cambios de partidas de nacimiento o falsificaciones de documentos históricos, sueltan sin inmutarse, lo mismo que hace el auditorio escogido para llenar las salas, frases que si las repiten mucho los catalanes crean que “España les roba”, también su cultura. Como por ejemplo:

Castilla no tenía historia ni cultura relevante. La necesitaban y cogieron las nuestras”

 “Castilla ha tenido la fortuna de ser la vencedora y se dota de un pasado que no tenía. Su intolerancia es casi genética

“Es materialmente imposible que una gente que no tenía los instrumentos necesarios para navegar y guiarse por los mares (Reino de Castilla y León) pudiese llegar donde dicen los libros que llegó, al otro lado del Atlántico

“Castilla no tenía banqueros”

Se ha podido demostrar la escasa potencialidad científica de la nación castellana para llevar a término una hazaña marítima que estaba muy por encima de su alcance. Esta empresa se hace en Cataluña. No en Sevilla ni en todos esos lugares estrambóticos que dicen ellos

“En realidad el imperio de Carlos I era el imperio catalán más Castilla, pero los libros han adulterado la historia

“Castilla, que era muy poco relevante en la historia del mundo occidental hasta el descubrimiento de América, ha chupado y saboteado la historia de los otros”

“En Castilla no tienen tradición literaria

Amigo gatito, la desvergüenza política-cultural y moral es tal  que, en julio de 2014, el expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, felicitó a Jordi Bilbeny por su documentado libro “Descubrimiento y conquista catalana de América. Una historia reescrita por los castellanos”. En la misma le invita a seguir con esos libros y averiguaciones porque “son muy convincentes”. Hoy ya todos conocemos a este personaje que ha gobernado Cataluña muchos años y al filólogo catalán.

Mira gatito en esta tablet la página web del Institut Nova Història de hoy mismo, donde me utilizan, como siempre:

quijote cartel

-¡¡Señor Alonso, es usted mismo dibujado por Doré!! ¿Pintor francés, verdad? aunque como Francia es frontera con Cataluña… jajaja… Pero arriba puedo leer que existe que podemos apoyar “Por el reconocimiento académico e institucional de la figura del almirante catalán Cristóbal Colón”. Y una cita junto a su figura que dice “Quien controla el pasado, controla el futuro… quien controla el presente, controla el pasado”. Señor Alonso, hoy no me gusta esta frase.

-Amigo gatito, como todo en este Institut Nova Història, esta frase está manipulada. George Orwell, seudónimo de Eric Arthur Blair, la escribió así: “Si quien controla el pasado, controla el futuro, ¿Quien controla el presente, controla el pasado?”. Los responsables de la cultura catalana actual quieren hoy en los libros escolares “controlar” la historia pasada para “controlar” el futuro de estos, hoy niños, y en el futuro mayores para que odien España.

Pero también Orwell nos dejó otra frase que también es válida hoy, la pongo en inglés, pues él como británico, así lo hizo: Nationalism is power hunger tempered by self-deception”, que en español así se ha traducido: “El nacionalismo es el hambre de poder alimentado por el autoengaño”. O esta, también de Orwell: “El nacionalista no sólo no desaprueba las atrocidades cometidas por su propio bando, sino que además tiene una notable capacidad para ni siquiera oír hablar de ellas”.

Orwell conoció muy bien Cataluña, tanto que publicó en 1938 un libro con el título “Homage to Catalonia”, en español “Homenaje a Cataluña”, escrito en primera persona. Vino a Cataluña a finales de 1936 como periodista y casi de inmediato se alistó como soldado voluntario en la guerra civil española en el bando republicano, siendo herido por una bala del ejército franquista, que casi acaba con su vida.

Amigo gatito, pero hay mucho más, mira la actualidad de la página de este instituto de cultura subvencionado con dinero de todos los catalanes y españoles, mientras que a las farmacias de Cataluña no les abonan las facturas… y no te sonrojes demasiado:

simposio

-¡Señor Alonso, ahora soy yo el que cada vez estoy más triste y preocupado, como usted!

-Amigo gatito, comprendo que estés preocupado, es para estarlo. Desde el 23 de febrero de 1981 en el que un golpe de Estado quiso quitarnos la libertad, nunca habíamos estado en un riesgo tan importante en España. En aquella ocasión el rey, nuestro Jefe de Estado, dirigió a nuestra sociedad por el camino seguro, y hace unos días, de nuevo, el rey nos lo ha marcado de nuevo. Aunque estos desleales, e inmorales, van a proclamar la independencia unilateral de Cataluña con la fuerza de un pucherazo ilegal…

-Señor Alonso ¡no entiendo lo de pucherazo!…

-Amigo gatito, este domingo pasado, el 1 de octubre, los impulsores de la independencia, con el presidente del gobierno catalán a la cabeza, desoyendo al Tribunal Constitucional, dispusieron urnas en cualquier sitio, como colegio electoral, y sin ningún control promovieron a que se metiese en ellas las papeletas. Además de la ilegalidad, pues se hizo en contra de decisiones judiciales, no había control alguno de censo creíble, quien quisiera podía votar cuantas veces quisiese en esa urna o en cualquier otra, hubo urnas que ya llegaron llenas de papeletas. Esto solo ocurre en votaciones autoritarias en países en los que la democracia brilla por su ausencia. El recuento de esas papeletas sin rigor ni procedimiento y sin interventores y con la fuerza inmoral de unos números inventados en un despacho por uno o varios consejeros, validarán un referéndum ilegal. Con este teatrillo, más propio de corralas y arrabales, un cargo público, el ¡¡president de la Generalitat de Catalunya!!, Carles Puigdemont, pretende proclamar la independencia de Cataluña de España.

-Y qué pasará, si este señor proclama la independencia unilateralmente?

-Amigo gatito, como ha dicho un expresidente de nuestra tierra, tendrá el mismo valor que si se “anexionan el Reino de Marruecos”, ninguno. Pero si conseguirán una fractura entre catalanes principalmente, y entre catalanes y el resto de españoles, que tardará mucho tiempo en curarse. No puede impedir el Gobierno del Estado español la proclamación como tal, pues como hemos visto en las votaciones ilegales, que te he comentado antes, incluso podrían declarar la independencia con los megáfonos de un coche de los Mossos d´Esquadra en medio de cualquier plaza o calle de Barcelona o cualquier ciudad o pueblo de Cataluña. El Gobierno de España, con la fuerza que le da la Constitución y el Estado de Derecho, estoy seguro que tomará todas las medidas necesarias para inhabilitar o detener a estos desleales con los mismos catalanes y con el resto de España y poner en su lugar un tiempo a quienes velen por la legalidad hasta que en urnas, papeletas, censo y garantías, de verdad, los catalanes voten de nuevo su futuro.

-Pero, señor Alonso, si vuelven a presentarse estos con las mismas ideas independentistas y tienen la mayoría, volvemos a estar en el mismo punto…

-Amigo gatito, en España, gracias a nuestra Constitución, que estos desleales e inmorales no respetan, la libertad de pensamiento político está garantizado. Los catalanes podrán votar libremente quien quieren que les gobierne y administre. Incluso un gobernante  independentista lo puede hacer muy bien dentro de la Ley. Si en su programa lleva iniciar la independencia de España lo podrá hacer dentro de la Ley. Esto es, dentro de la Constitución. Debe de convencer a los demás políticos españoles, en el Congreso de los Diputados, de su idoneidad, su necesidad, su beneficio mutuo… y después pactar un referéndum en toda España, porque “la soberanía nacional reside en el pueblo español,  para cambiar el artículo de la Constitución que proclama la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles. Los padres de la Constitución la protegieron, nos protegieron, de caprichos o intereses de unos u otros. Solo la fuerza de los votos de todos puede cambiar nuestra norma de convivencia.

Amigo gatito, no era mi intención de malhumorarte esta preciosa mañana de siete de octubre, aquí en Alcázar de San Juan, el Corazón de la Mancha, cuando se escuchan las campanas de la iglesia de Santa María, donde está la imagen de Nuestra Señora del Rosario, y hoy celebramos su festividad. Te recuerdo amigo gatito, que hace hoy cuatrocientos cuarenta y seis años, a esta misma hora de las doce del medio día, Miguel de Cervantes, estaba combatiendo en el golfo de Lepanto contra la armada turca, parece como que los cohetes de fiesta que en estos momentos escuchamos fuesen las salvas de terminación de la batalla…

-Señor Alonso, ¿Se refiere ahora a la batalla de Lepanto o a Cataluña?

-¡¡Ahora es a ti, fiel amigo mío, a quien se le escapa una sonrisa pícara con esa pregunta!!

 

                                          Luis Miguel Román Alhambra

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .