La imagen de la Mancha. Diciembre

Son las nueve de la mañana del día seis de diciembre y la temperatura aquí, en la Mancha de don Quijote, es de seis grados,  bajo cero. No hace aire, dicen que durante la tarde soplará de cierzo, del norte, pero ahora bien abrigado la sensación no es de mucho frío.

lmd1

La toponimia estudia el origen y el significado de los nombres de un lugar, un paraje o de un camino. Es el vínculo del hombre con el terreno, con el paisaje, la interpretación de los vecinos de su  propia geografía. En la confección de mapas, hasta nuestros días, es necesario que los técnicos encargados del levantamiento del mapa, obtengan en el campo, de las personas más conocedoras del lugar, los nombres de los parajes, caminos, sendas… que solo se mantienen por tradición oral.

lmd2

Por estar aún el sol muy bajo hago esta fotografía girando la cámara hacia el oeste y poder dejaros la sombra que hace el cerro sobre el terreno, como un pequeño montón de trigo. Sobre él, mi sombra. Este cerro desde donde realizo las fotografías tiene el topónimo, el nombre, de Montón de Trigo. Nombre ancestral que nuestros antepasados le pusieron por su parecido a la forma que deja en el suelo un montón de trigo, que tantas veces habían observado en las eras, en época de la trilla, después de separar el grano de la paja.

Hoy es fiesta en España. Hace treinta y nueve años que se firmó nuestra actual Constitución, nuestro marco de convivencia, y tengo tiempo para caminar unos kilómetros por estos caminos manchegos, los caminos de mi pueblo. Ahora no hay mucho trabajo por hacer en el campo, no veo a nadie. Por aquí aún no han sembrado, es terreno de secano y  no ha llovido lo suficiente, si no lo hace pronto quizás no se pueda sembrar este año.

lmd3

Los agricultores aprovechan su tiempo y, en lugar de sembrar,  adelantan la poda de las viñas. Con certera sabiduría cortan los sarmientos, dejando cinco o seis yemas por donde brotarán nuevos sarmientos, más jóvenes y fuertes. Así pasarán estas viejas cepas el invierno hasta que la primavera las despierte y pasado el verano se pueda recoger sus racimos de uvas con las que elaborar el vino manchego, que tanto ya apreciaba nuestro vecino Sancho Panza, o quizás al que le gustase fuese a Cervantes y quiso inmortalizar en boca de Sancho. Esta fotografía la hago desde el Camino del Molino Hundido, otro topónimo muy singular.

Volveré el mes que viene, será ya enero.

                                            Luis Miguel Román Alhambra

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .