EL ROTO DE PARRA

 

foto dq y sp villanueva

         En la lengua de Cervantes, la que usamos habitualmente más de quinientos millones de personas en el mundo, una letra cambia el significado completo de una palabra. Este es el caso de “reto” y “roto”.

         -Reto: “Objetivo o empeño difícil de llevar a cabo, y que constituye por ello un estímulo y un desafío para quien lo afronta”

         -Roto: “Desgarrón en la ropa, en un tejido, etc.”

         Hace unos días ha aparecido en prensa, radio y televisión una noticia que ha podido llamar a la atención a quienes sigan este blog o estén alrededor del mundo cervantino o quijotesco, en la que el sociólogo Francisco Parra Luna ofrece 5.000 € a quien le demuestre que su hipótesis “Villanueva de los Infantes es el Lugar de don Quijote” no es correcta. Además, afirma que cada año irá subiendo esta cantidad hasta llegar a los 25.000 €.

         Ya hace algunos meses que desde el CILMEQ (Centro Internacional Lugar de La Mancha de Estudios sobre el Quijote) fundado y dirigido por él mismo, publicó las bases del premio:

         “El Centro Internacional “Lugar de la Mancha” recompensará con 5.000 euros a quien demuestre que don Quijote no partió de Villanueva de los Infantes”

         ¡No es una noticia falsa, aunque bien parece una broma!

         En verano de 2014, durante un encuentro de cervantistas celebrado en Villanueva de los Infantes, programado y dirigido por el señor Parra, “retó a los invitados a desmontar punto por punto los doce hechos verificables que cimentan que Villanueva de los Infantes es el lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiso acordarse Cervantes” (Diario Lanza, 6-julio-2014)

         Acepté el reto y lo publiqué en este blog, al que pueden acceder y leer en su totalidad en este enlace o en la pestaña “El Reto de Parra Luna” en la página de inicio del blog:

https://alcazarlugardedonquijote.wordpress.com/el-reto-de-parra-luna/

         Este humilde blog quijotesco, más que cervantino, visitado ya más de 190.000 veces desde todo el mundo no es visitado por el señor Parra, por lo que no creo que lo haya podido leer, o sí. Si lo hubiese hecho quizá no habría destinado esta institución este dinero para este nuevo reto, más mediático que otra cosa, y lo habría empleado en múltiples actividades cervantinas, ¡5.000 euros dan para mucho en actividades culturales!

         En el año 2014 eran doce las variables, o hechos verificables, a contestar, ahora son dieciséis, dentro de dos o tres años serán veinte, o quién sabe. Es notoria la falta de interés que esta hipótesis ha tenido en el mundo cervantino y ahora nos sale con una nueva ocurrencia para intentar coser el roto de aquel reto, con el único fin de seguir delante de cámaras, micrófonos y mesas, tratando de mantener vivo una noticia que aireó a bombo y platillo en diciembre de 2004 ante las inminentes celebraciones de la publicación de la Primera Parte del Quijote. Hipótesis que no se sostiene, ni literaria ni geográficamente, como le demuestro.

         Dentro de unas semanas pondré aquí el resultado de este nuevo reto del señor Parra, que dirá, más o menos: “El premio ha quedado desierto, porque ninguno de los trabajos presentados ha demostrado que don Quijote no salió de Villanueva de los Infantes…” y continuará con el fallo inapelable de su “jurado” justificando la decisión, porque este es el único objetivo de este nuevo roto cervantino: ”… por lo que ha quedado demostrado que Villanueva es el lugar de don Quijote” Y hasta el año próximo que lo veremos desfilar por los medios aumentando el premio.

         Ocupado lector de mi blog, no pierdas mucho el tiempo en este roto cervantino. Simplemente entra en Google Maps y busca Villanueva de los Infantes, uno de los lugares más bonitos de la Mancha al que recomiendo ir sin falta, haz clic en botón derecho y clic en “medir distancias”, y con la regla mide los kilómetros que hay hasta:

         1º. El Toboso. Más de 85 km en línea recta para llegar en una noche de viaje como tenía previsto llegar don Quijote y Sancho: “Sancho amigo, la noche se nos va entrando a más andar, y con más oscuridad de la que habíamos menester para alcanzar a ver con el día al Toboso”. Ya conocemos todos que un caballo normal, no el flaco Rocinante, recorría en una jornada, diurna o nocturna si la luna lo permitía, entre 45 a 50 km. ¿Imposible, verdad? ¡Pero dejen doblar el mapa al señor Parra y verán!

         2º. Campo de Criptana. Unos 75 km separan Villanueva de los Infantes con el único lugar de la Mancha que contaba con más de treinta molinos de viento, hasta los que llega don Quijote al amanecer saliendo de su casa en mitad de una corta noche de verano. Pero alrededor de Villanueva de los Infantes no había un solo molino de viento. No busquen justificación en Para, sencillamente no la hay, su Quijote no tiene el capítulo VIII de la Primera Parte.

         3º. Tembleque. Más de 115 km hasta donde Sancho “había ido por aquel tiempo a segar a Tembleque…”, cuando los pobres jornaleros manchegos iban por los pueblos cercanos a trabajar cuando en el suyo no había trabajo.

         4º …

         Lamento que este articulillo sea tan breve, y con cierta ironía cervantina, pero es que no da para más este reto o roto cervantino.

                                                                    Luis Miguel Román Alhambra

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL ROTO DE PARRA

  1. Pingback: El roto de Parra | Cosas de Alcázar de San Juan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s