Nuestro vecino Alonso está en el museo José Luis Samper

A una invitación de Salvador Samper, acudí junto a mi amigo Constantino a visitar el Museo Samper. En mi mente me imaginaba el museo con los cuadros de nuestro genial pintor alcazareño, Hijo Predilecto de la ciudad, en una estancia más o menos arreglada, quizás algo amontonados, dada la magnitud de la obra que realizó.

Y cual es mi gran sorpresa, cuando al abrirnos la puerta del Museo su hija Amalia, ante nuestros ojos aparece un gran espacio nuevo, brillante, especialmente acondicionado por su familia con un cariño extremo, para mostrar pinturas, colgadas y en grandes archivadores, donde se pueden apreciar más de doscientas obras de José Luis Samper.

Mi mirada enseguida se va a una de las esquinas, donde se encuentra una de las versiones del arroyo Mina, transcurriendo ya por detrás de la iglesia de San Francisco, el San Francisco de Samper, donde tanto he jugado yo de pequeño los días que el arroyo corría, haciendo carreras con los tarugos coloreados que cogía del taller de mi padre, carpintero, que tenía en la parte baja de la casa donde nací, en la paralela calle de Fray Patricio Panadero, entre sus puentes de uno, dos y tres ojos.

Sin duda alguna, José Luis, se sentía vecino de don Quijote. Oleos y acuarelas de momentos de El Quijote, así lo atestiguan. Como el yelmo de Mambrino que lució nuestro vecino de la Triste Figura, que todos sabemos que era una bacía de barbero, y que está junto posiblemente a sus enseres más queridos, su vieja paleta y sus pinceles.

Molinos y casas, rincones y portadas, calles y parajes, y su San Francisco que tantas y tantas veces miró, inundan este espacio, que posiblemente junto al museo FORMA de alfarería, es lo más bonito e interesante que hoy se puede visitar en Alcázar, dentro de una arquitectura de interior.

Si en FORMA, la historia de la alfarería manchega, está en un marco incomparable, La Mancha y el lugar de don Quijote, Alcázar de San Juan, lo está en los cuadros del Museo Samper.

Os animo a todos, a visitar este lugar. José Luis Samper no está entre nosotros, pero si su espíritu en este, su Museo Samper, que tan amablemente enseñan su familia, en la calle Pascuala.

Luis Miguel Román Alhambra  

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alcazarlugardedonquijote, Alcázar de San Juan, ドンキホーテデラマンチャ, don Quijote, En un lugar de la Mancha, La Mancha, Lugar, Luis Miguel Román Alhambra, Miguel de Cervantes, 堂吉訶德德拉曼恰. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s