ALCÁZAR DE SAN JUAN EN LAS CRÓNICAS DE VIAJE

de Hans Christian Andersen a Julio Llamazares

El Patronato Municipal de Cultura de Alcázar de San Juan edita los Cuadernos Mínimos conocidos como Tesela, «cuyo objetivo es recoger trabajos referidos a los aspectos de estudio, investigación y creación que se puedan presentar con el denominador común de Alcázar de San Juan».

Con el Nº 80 he presentado la Tesela ALCÁZAR DE SAN JUAN EN LAS CRÓNICAS DE VIAJE, de Hans Christian Andersen a Julio Llamazares. El acto tuvo lugar el pasado viernes día 16 de octubre en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan.

En esta Tesela he querido reunir las percepciones que de la imagen de Alcázar, como lugar relacionado con el Quijote y su autor, han tenido trece viajeros que han pasado por esta ciudad, y las  han dejado impresas en sus crónicas de viajes.

A la Mancha, hasta el siglo XIX, solo llegaban arrieros y trajinantes a vender los productos de otros lares. Considerada como tierra necesaria de paso por viajeros y funcionarios entre Castilla y Andalucía, solo era conocida de ella la ciudad de Toledo. Es en este siglo XIX cuando la inmensa Mancha se trasforma en una tierra mítica, mágica, idealizada por el entusiasmo fervoroso de los viajeros románticos deseosos de recorrer, con el Quijote, la Mancha de don Quijote. Todos han leído el Quijote y como apasionados lectores quieren descubrir esos lugares y parajes cervantinos. Los caminos, parajes y lugares de la Mancha que conocieron tenían casi la misma imagen de cómo los conoció Cervantes.

Viajeros anónimos e ilustres vienen hasta aquí queriendo sentir en primera persona, en el escenario real donde Cervantes enmarca las aventuras, el espíritu caballeresco del loco más sensato que ha existido jamás. Quieren descubrir la imagen de los molinos de Campo de Criptana durante los primeros rayos de sol  y creer ver al espíritu de don Quijote cabalgar hacia ellos…

De los anónimos no ha quedado registro de su paso, se llevaron en su retina las imágenes del paisaje de la Mancha, la luz y el horizonte, y la de los manchegos. Otros viajeros, en cambio, tomando como guía de viaje el Quijote, que manoseaban en ventas y posadas, nos dejaron su particular visión de la patria de don Quijote en sus libros o crónicas de viaje. Estos son los que he recopilado y forman esta Tesela.

Todos, anónimos y conocidos, han llegado a Alcázar de San Juan, casi siempre, de paso por su particular ruta de don Quijote. Nuestra situación privilegiada en el centro de la Mancha y espíritu hospitalario, hacen de esta ciudad el nodo principal entre los caminos quijotescos que van o vienen a los molinos de Campo de Criptana y El Toboso. Sin embargo, una vez aquí, la mayoría de los viajeros han sentido entre sus calles y plazas el espíritu del Quijote que estaban buscando, y, a veces, el de su autor. De la misma manera, entre sus vecinos, han creído reconocer a Alonsos y Sanchos, Barberos y Curas, Sansones y Sobrinas.

En la Tesela están relacionados los viajeros por orden cronológico de su paso por nuestra ciudad, desde Hans Christian Andersen en 1862 a Julio Llamazares en 2015. Los autores son: Hans Christian Andersen, Amós de Escalante, August F. Jaccaci, Daniel Urrabieta Vierge, José Martínez Ruiz Azorín, Rubén Darío, Augusto D´Halmar, Walter Starki, Gregorio Prieto, Víctor de la Serna, Carlos Sander, Rupert Crof-Cook y Julio Llamazares.

La Tesela recoge los textos de once autores, texto y dibujo de Gregorio Prieto y dibujos de Vierge.

Este acto de presentación en público es el primero que se ha podido hacer desde marzo de este año por las restricciones debidas al  COVID19, estando el aforo limitado al 50%. Se grabó y retransmitió en directo por Mancha Centro TV para quienes no pudieron asistir. Además de parte de mi familia, entre el público asistente estuvieron varios consocios de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan, y  su presidente, Juan Bautista Mata, que hizo la introducción a la Tesela.

El presidente del Patronato Municipal de Cultura y concejal de Cultura, Mariano Cuartero, al inicio del acto anunció que se pondrá una placa conmemorativa del paso de Hans Christian Andersen en la fonda de la estación de ferrocarril, recordando su paso por nuestra ciudad en 1862.

Esta Tesela está disponible en las pestaña superior del blog “Teselas”, en papel en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan y en:

https://alcazarlugardedonquijote.wordpress.com/tesela/

                                                          Luis Miguel Román Alhambra

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .